• Más de 250 000 de pedidos al año
  • Más de 40 millones de imanes en stock

¿Cuáles son las propiedades especiales de un imán en recipiente?

Índice

Características importantes de los imanes en recipiente

Resumen de los aspectos más destacados al usar imanes en recipiente:

Principio

Los imanes en recipiente van introducidos en un recipiente de acero, el cual aumenta la fuerza de sujeción del imán cuando este está en contacto directo con una superficie gruesa de hierro. Si no hay contacto directo con la pieza contraria o si la chapa de hierro es delgada, tosca o está pintada, la carga que se le puede aplicar al imán será mucho menor (véase a continuación).

Fuerza de desplazamiento

La fuerza de sujeción indicada se midió en perpendicular a la base adherente. Para desplazar lateralmente el imán, se requiere una fuerza mucho menor. Así pues, si emplea un imán en recipiente en una pared, la carga que podrá aplicarle será mucho menor a la que se puede aplicar en el techo. Para ello, consulte nuestras FAQ sobre la fuerza desplazamiento. Usando tapas de goma a juego en la base de los imanes en recipiente, se puede mejorar considerablemente la fuerza de sujeción en el sentido de corte. O emplee sistemas magnéticos de goma: estos se adhieren con mucha más fuerza en sentido de corte.

Óxido

Los imanes en recipiente de neodimio no son inoxidables y, en consecuencia, solo están concebidos para ser empleados en espacios interiores secos. No obstante, nuestros imanes en recipiente de ferrita son inoxidables.
Tenga en cuenta que tanto en los imanes en recipiente de neodimio como en los de ferrita puede empezar a formarse óxido en el recipiente de acero, lo que no merma en absoluto el funcionamiento de los imanes.

Temperatura de uso máxima

La mayoría de los imanes en recipiente se puede calentar a una temperatura de hasta 80 ºC sin que pierdan su magnetización (los imanes de ferrita y algunos modelos CSN incluso aún más). No obstante, el adhesivo que une el imán con el recipiente de acero puede estropearse si se calienta continuamente a esta temperatura. Por ello, se aconseja usar los imanes en recipiente solo a temperatura ambiente.

Líneas de campo de imanes en bruto frente a imanes en recipiente

Imán en bruto

En el caso de un imán «desnudo» (imán en bruto) las líneas de campo se mueven libremente por el aire y envuelven el imán ampliamente en todas direcciones y, en consecuencia, son capaces de atraer una pieza opuesta a unos pocos milímetros de distancia.
Ilustración: líneas de campo de un disco magnético
Disco magnético en espacio libre
Ilustración: líneas de campo de un disco magnético colocado sobre una superficie de hierro
Disco magnético sobre una superficie de contacto de hierro

Imán en recipiente

Las líneas de campo se mueven aún con mayor facilidad por el hierro que por el aire. El recipiente de acero de un imán en recipiente dirige todas las líneas de campo magnéticas hacia abajo en dirección a la superficie de contacto. De esta manera, la fuerza magnética se concentra en la superficie de contacto (véase imagen inferior).
Ilustración: líneas de campo de un imán en recipiente
Imán en recipiente en espacio libre
Ilustración: líneas de campo de un imán en recipiente colocado sobre una superficie de hierro
Imán en recipiente sobre una superficie de contacto de hierro

Diagrama de fuerza de sujeción del artículo CSN-16
Diagrama de fuerza de sujeción del artículo CSN-16
Esta intensa fuerza de sujeción solo se da cuando hay contacto directo con la pieza opuesta. Los imanes en recipiente no son adecuados para atraer un objeto de hierro a una distancia de varios milímetros, ya que las líneas de campo no llegan a tal distancia.
P. ej., el diagrama de fuerza de sujeción del artículo CSN-16 (fuerza de sujeción máx.: 4 kg): a un 1 mm de distancia entre el imán en recipiente y la placa de acero, la fuerza de sujeción máxima es aún de 1 kg; a 4 mm de distancia o más ya no hay fuerza de sujeción alguna.

¿Por qué no se pueden colocar dos imanes en recipiente directamente uno sobre el otro?

Por desgracia, es así: no se pueden colocar dos imanes en recipiente exactamente uno sobre el otro, ya que se repelen entre sí fuertemente. Los imanes en recipiente solo se pueden disponer en una posición desplazada lateralmente.
Esto se debe a que todos nuestros imanes en recipiente tienen el mismo polo en la superficie adherente, p. ej., siempre el polo norte. El recipiente de acero es el polo sur de este sistema. Si se acercan dos imanes en recipiente, el polo norte de uno de los imanes se ve atraído por el polo sur (recipiente de acero) del otro imán. De esta manera, los imanes en recipiente se disponen los unos junto a los otros de manera estable. No es posible colocarlos unos sobre otros, ya que los polos iguales se repelen.

Desajuste

Para proteger el imán y garantizar la fuerza de sujeción máxima, el imán no debe sobresalir por el borde del recipiente. En la práctica, el imán se embute ligeramente en el recipiente. El desajuste puede variar de imán a imán; no obstante, garantizamos la fuerza de sujeción indicada en la tienda virtual.

Piezas contrarias aptas para imanes en recipiente

Discos metálicos para atornillar

Como base de sujeción ideal para imanes en recipiente, recomendamos nuestros asequibles y prácticos discos metálicos con taladro avellanado. Se pueden atornillar fácilmente en superficies no magnéticas con un tornillo de cabeza avellanada. Además, son ideales como pieza contraria para discos magnéticos (con y sin taladro).
Elija una pieza contraria cuyo diámetro sea ligeramente más grande que el imán en recipiente. De esta manera, el imán sobre el disco tiene algo más de margen y despliega toda su fuerza de sujeción.

Discos metálicos adhesivos

También recomendamos como pieza contraria para imanes en recipiente los discos metálicos adhesivos (disponibles sin tratar o con pintura blanca). Sin embargo, estos solo son aptos para imanes en recipiente y discos magnéticos con un diámetro de hasta 20 mm.

Combinación de imán en recipiente e imán en bruto

En general, el imán en recipiente se coloca sobre una pieza contraria de hierro. Ello genera una fuerza de sujeción muy elevada (véase explicación más arriba).
Si, por el contrario, se combina un imán en recipiente con un imán en bruto, las líneas de campo no se agrupan hacia abajo, sino que se distribuyen por toda la superficie. En este caso, la fuerza de sujeción es tan solo una fracción de la fuerza de sujeción máxima indicada. Si desea combinar imanes en recipiente e imanes en bruto, deberá elegir imanes con una fuerza de sujeción mucho mayor.
Ilustración: líneas de campo de un imán en recipiente colocado sobre una superficie de hierro
Imán en recipiente sobre hierro
Ilustración: líneas de campo de un imán de en recipiente unido a otro imán
Imán en recipiente sobre imán en bruto

Ámbitos de aplicación de los imanes en recipiente

Los imanes en recipiente son ideales para usarlos en los siguientes sectores:
  • Equipamiento de ferias, tiendas e interiores
  • Equipamiento de baños y cocinas
  • Carpintería, modelismo
  • Estructuras metálicas
  • Construcción de máquinas e instalaciones
  • Industria de la iluminación