Filtro de aceite para Land Rover

Los imanes atrapan las partículas pequeñas de hierro
Autor: Francesco, Italia
Tengo un viejo Land Rover con un kilometraje de más de 300 000 km y yo mismo me encargo de todo el mantenimiento. El mayor reto es, probablemente, aumentar la vida útil del motor, ya que esta se ve mermada cuando las micropartículas de metal circulan por el motor actuando en puntos importantes como un "papel de lija líquido". Me resultaba demasiado caro comprar un filtro magnético, tal y como ya van incorporados en los vehículos nuevos; ¡y es que una pieza de este tipo puede costar la friolera de 800 €!
Así pues, construí yo mismo un filtro de aceite magnético. Para ello, pegué 6 bloques magnéticos del tipo Q-40-10-05-N en el filtro de aceite viejo. Coloqué otros 4 en el cárter de aceite para que pudiera atrapar las partículas más pequeñas.
Esta imagen muestra cuántas partículas quedan adheridas tras recorrer tan solo otros 10 000 km. A la hora de limpiarlo, las partículas se pueden eliminar frotando.
Para los vehículos viejos estos imanes son una auténtica bendición.
Nota del equipo de supermagnete: según la información de que disponemos, desde hace años los vehículos vienen equipados de serie con potentes imanes en el cárter de aceite para atrapar partículas de hierro. Añadir más imanes a los coches modernos no tiene probablemente ningún sentido. No podemos dar información sobre la eficacia de este tipo de filtros magnéticos y le recomendamos que, en caso de duda, consulte a un experto en automoción.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.